El Salto del Ángel, 17 veces más alto que Las Cataratas del Niágara