@ElPitazoTV Derrame de 21.000 toneladas de diésel causa desastre ambiental en Rusia

El pasado miércoles 4 de junio, el presidente ruso, Vladímir Putin, declaró el estado de emergencia federal por el derrame de 21.000 toneladas de diésel ocurrido en la central termoeléctrica de Norilsk, ubicada en el Círculo Polar ártico. La empresa responsable del derrame, Nornikel, informó que trabaja en las labores de limpieza junto al Servicio de Rescate Marítimo. Aseguran que se podrá recoger el grueso del combustible en los ríos locales en un plazo de 14 días. Así mismo, empresas y entidades de nivel federal de Rusia se movilizan para paliar las consecuencias del derrame, que ha causado daños ecológicos que requerirán una década en subsanarse. La viceministra de Recursos Naturales y Ecología de Rusia, Elena Panova, reconoció este 5 de junio en una rueda de prensa que "es necesario recogerlo, pero no hay dónde, no hay caminos, no hay almacenes. No se puede quemar, porque se generarían sustancias peligrosas para la vida". Imágenes de DW